viernes, 29 de enero de 2010

CAUSAS INERNAS DE LA INDEPENDENCIA " REVELION DE LAS ALCABALAS "


En 1592 estalló en Quito la crisis de las alcabalas como resultado del enfrentamiento de los intereses criollos, representados por el cabildo, frente a los de la Corona, defendidos por la audiencia.
En 1587 el presidente de la audiencia, doctor Manuel Barros de San Millán, buscó implantar un proyecto concentrado en la defensa y mejora de condiciones de vida y trabajo de los indios, que estaba en pugna con los intereses de la élite criolla, la cual se había consolidado como grupo dominante y pretendía la máxima explotación de la mano de obra indígena. Las élites ejercían una poderosa influencia social a través del cabildo, representante de sus intereses, y también a través de una extensa red social que cruzaba todos los estratos de la población, incluso parte del clero regular y secular.
Cuando estalló la crisis de las alcabalas, la región y la ciudad de Quito venían de sufrir un período de mortíferas catástrofes naturales -erupciones, terremotos y epidemias- que alteraron el espíritu de la población. A ello se sumaba una profunda crisis económica, debido, entre otras razones, a que las epidemias habían golpeado con fuerza a la mano de obra indígena. Esa es una de las razones por las que las élites, que buscaban la máxima explotación de la mano de obra, rechazaban las medidas de la audiencia para reglamentar el trabajo indígena e incrementar su remuneración.
El detonante de la crisis fue la imposición para todo el Virreinato de Perú de las alcabalas, un impuesto al consumo del que quedaban exonerados los indígenas, ya sometidos a la carga del tributo. Este impuesto se inscribía en una dura política fiscal por parte de la Corona española, que se hallaba prácticamente en bancarrota y debía financiar las costosas guerras que mantenía en Europa del norte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada